NOTAS DESDE EL EXILIO I

«En Río Chico me besé con un amigo al que le tenía mucho aprecio. Ese año estrenaron la novela La inolvidable que tenía una canción llamada "Amores de Provincia". Siempre identifiqué esa canción con Pedro. ¿Qué habrá sido de Pedro? El tema lo cantaba un patiquín llamado Félix Valentino».
Xiomara González. Exiliada en Lima.


«Recuerdo una cuña de Toddy en la que, supuestamente, aparecía un fantasma».
Gregorio Márquez. Exiliado en Porto Alegre.

«Me acuerdo de Gustavo Rodríguez haciendo de transfor en un horrible unitario llamado La dulce tía».
Gustavo A. Borges P. Exiliado en Barcelona.


«Recuerdo, con náuseas, la sección de modelaje del programa Cuánto Vale el Show. Enanas, gorditas, pelúas, virolas, chuecas... Por esa pasarela, que casi siempre era la piscina del Club Táchira, caminaba cualquier vaina. Era horrible».
Alfonso Fuentes. Exiliado en Panamá.


«El peor programa de televisión que recuerdo era presentado por Ariel Fedulo y Toco Gómez. Se llamaba Piso de Soltero y lo pasaba Televen a la medianoche. Era una basura».
Alciro Torres. Exiliado en Bogotá.


«Lo más divertido de los 90 era el encartado El Camaleón que el diario El Nacional publicaba los días viernes: El Camaleón, un rato con el gobierno y otro con la oposición. (¡Qué ingenuos éramos!)»
Alfredo Pérez. Exiliado en Nueva York.


«Repentinamente, se puso de moda tirarse en benji. Nos lanzábamos desde la autopista Caracas-Guarenas, antes del túnel. Recuerdo una cuña de Maltín Polar, creo, en la que un carajo se lanzaba al vacío desde Parque Central. Fue una moda tan breve como estúpida».
María Alejandra Torres. Exiliada en Sevilla.


«Sí, el tipo se tiraba y cuando llegaba al piso le daba un beso en la boca a Wanda D’Isidoro. Después corrió el rumor de que el tipo se había matado en uno de los saltos».
Arturo Rondón. Exiliado en Zurich.


«Había una carajita llamada Emily Guanche que tenía un programa llamado Muñeca. Lo pasaban los miércoles en Venevisión. A la pobre niña la saturaron en la pantalla, la ponían a hacer el ridículo en Sábado Sensacional y la metían en cualquier unitario. Decían que era la Shirley Temple venezolana. En menos de tres meses la quemaron. Creo que el papá de Muñeca, en la serie, era Víctor Cámara».
Jennifer Santamaría. Exiliada en Montreal.



«Un gran acontecimiento fue, sin duda, la aparición de la cerveza Solera, por un grado más. En el primer comercial de esta cerveza aparecía un tipo muy serio en una oficina sentado frente a un computador 386, probablemente, disfrutando su birra».
Santiago Hernández. Exiliado en Costa Rica.


«De los noventa recuerdo una portada erótica y transgresora de la revista dominical Feriado. Carolina Perpetuo aparecía, totalmente, abierta de piernas –quien haga memoria sabrá que, efectivamente, las tenía muy abiertas- llevando una especie de licra con cuadros negros y blancos. Las fotos internas eran, también, bastante sugerentes. ¡Cómo disfruté los insomnios noventeros en compañía de aquellas fotos de Carolina!»
Mel Camacho. Exiliado en Praga.

2 comentarios:

Luis dijo...

Peor que el unitario de Venevisión "La dulce tía" fue "La dulce tía 2". Gustavo Rodríguez debe sentir mucha vergüenza por haber participado en esa porquería.
Buen blog. Sigan recordando!

Anónimo dijo...

Yo tuve mi sesion mastirbatoria con la revista Feriado,y Ruddy Rodriguez en traje de baño.

y el tipo del benji, no se murio, se fue del pais porque se estaba llenado y le tumbaron el negocio